Menores de 9 años

MadrechillonaAutor/Ilustrador: Bauer, Jutta.
Páginas: 33

Un día el pequeño pingüino recibe de pleno el desaforado grito de su madre. Un grito tan destemplado que lo saca “volando en pedazos”.

El misterioso jarrón multiplicador

Autor: Anno, Masaichiro.
Ilustrador: Anno, Mitsumasa.
Páginas: 44

La historia comienza con un jarrón azul y con lo que en él había: un océano en el cual se encuentra una isla. En la isla hay dos países y cada uno tiene tres montañas; y sucesivamente aparecen cosas hasta llegar al número 10, representado en 10 jarrones. Entonces se pregunta al lector: ¿cuántos jarrones hay allí? Demasiados para representar como jarrones pero el autor utiliza un modo efectivo para demostrar cómo éstos se multiplicaron. De un modo creativo, simple y matemáticamente impecable se logra explicar con serenidad y amabilidad el concepto de números factoriales.

El higo más dulce

Autor/Ilustrador: Van Allsburg, Chris.
Páginas: 30

El Sr. Bibot es un odontólogo que vive en un pequeño apartamento junto con Marcel, su perrito. Un día, luego de hacerse de rogar, accede a atender a una anciana. Después de extraerle una muela la paciente, que no tiene dinero, le paga el favor con dos higos que anuncia como mágicos porque tienen la facultad de cumplir los sueños.

La creación del mundo

Adaptación: Aladjidi, Virginie
Ilustrador: 
Latyk, Olivier
Páginas: 7

Adaptación de la creación del mundo narrada en Génesis.

Escucha a los animales

Guión: Doblado, Ana
Páginas: 11

Este libro contiene fotos de animales del jardín, del bosque, del campo (granja), de la selva, del mar, de zonas áridas, de zonas húmedas (charca), de la montaña y de cachorros. Además, incluye un CD con los sonidos de cada uno de los animales fotografiados.

Choco encuentra una mamáAutor/Ilustrador: Kasza, Keiko
Páginas: 32

Esta es la historia de Choco, un pajarito que busca por todas partes a su mamá. Al principio trata de encontrarla en animales que tienen características parecidas a las de él, como la jirafa (por el color de la piel), el pingüino (por las alas) y la morsa (por los cachetes grandes e hinchados). Uno por uno, cada animal le rechaza porque no tienen más características en común.

Joomla SEF URLs by Artio