De forma muy amena y en un lenguaje sencillo, Natalia les fue contando a sus lectores en Colombia como es el día a día de los niños, de las mujeres y de los hombres afganos que sobreviven en difíciles condiciones económicas, sanitarias, políticas y ambientales. Sin la mirada prejuiciosa del periodista europeo o norteamericano, la doctora describe las diversas historias con las que se enfrentó en su trabajo y nos ayuda a entender todos los factores que hacen del pueblo afgano uno de los países más tradicionales y particulares del mundo. El conjunto de microcrónicas es tan conmovedor que trascendió el ámbito privado y llegó a manos de Andrés Hoyos, editor de la revista cultural “El malpensante”, quien se arriesgó a publicar los mensajes en una sola edición de la revista. Gracias a esto, la doctora Natalia Aguirre recibió el Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar en el año 2005. El libro es una aventura hiperrealista intercultural, de la cual podremos ver no sólo las diferencias, sino algo más valioso, las similitudes con el prójimo.

Joomla SEF URLs by Artio