Las historias plasmadas en este libro, además de revelar la cotidianidad de las selvas, pueblos, caseríos o pequeñas fincas, también reflejan las difíciles condiciones en que muchos niños colombianos subsisten y cómo, a pesar de ello, los fuertes lazos afectivos, sus arraigadas y diversas identidades y el sentido ético y estético heredado de sus comunidades, los mantienen unidos, vitales, con un gran sentido de pertenencia y respeto hacia la naturaleza.

De la misma forma, los protagonistas de la obra describen diferentes momentos y anécdotas, entre los que se encuentra la elaboración de muñecos en barro, imitar el canto de los pájaros, recoger café, montar en caballo, pasear por la playa e inventar caminos en los paisajes de la Guajira, el Eje Cafetero, los Llanos Orientales, la Región Pacífica, Palenque de San Basilio, San Andrés y la Amazonia.

Es un libro para conocer y estar orgullosos de nuestra riqueza étnica y cultural.

Joomla SEF URLs by Artio