Porque su relación con Dios y el Espíritu que habitaba en Él le permitían discernir cuál era la necesidad de cada uno. De esta forma, podía mostrar compasión al hablar de la forma precisa a la persona indicada para enseñarle que el amor de Dios estaba a su puerta.

Video de la enseñanza:

Alabanza - ¡Grita!:

Joomla SEF URLs by Artio