Yo tenía una deuda y Cristo la pago por mí.  ¿Él me cobra lo que pago por mí?. Pienso que yo debo pagarle por lo que hizo por mí, entonces trato de compensarle (con obras). No hay libertad.

Pienso que debo estar agradecido por lo que hizo por mí y debo hacer obras. Pienso que el pago que Él hizo no fue suficiente, entonces todavía me acuerdo de la deuda (mi pecado) Alguien quiere recordarnos el pecado del pasado.

El creyente no hace obras para pagarle a Dios una deuda. El creyente no hace obras por gratitud a Dios por lo que hizo por mí.

El creyente hace obras porque ESTA UNIDO A ÉL (Efesios 2:10  Porque somos hechura suya creados en Cristo Jesús para buena obras) Dios es el que hace las obras por medio de nosotros como lo hizo con Jesús (Hechos 2:22)

 

Joomla SEF URLs by Artio